.
   

Mensajes

 

PALENCIA

 PARA CRISTO

 
. . . .
. . . .
       
 

 

El Brillo del Oro

 

 

¿Conoce usted la historia poco conocida, pero auténtica del navegante Frodsham?. Hacia fines del siglo XVI, su gobierno le había enviado a explorar los mares árticos.

 
 

 

Cuando llegó a la región que recibió luego el nombre de Tierra de Baffin (Canadá), halló en la ribera abundantes pedazos de un mineral amarillo y brillante que le pareció que contenía oro.

 
 

 

Volvió de prisa a Inglaterra e hizo analizar muestras a un pretendido experto, quien le afirmó categóricamente que era efectivamente mineral de oro.

 
 

 

Ante tal posibilidad de grandes ganancias, no dudó en arriesgar todos sus ahorros y pedir préstamos para emprender la explotación del codiciado mineral.

 
 

 

Invirtió una gran fortuna en la formación de una flota de varios navíos y se apresuró a navegar hacia esa milagrosa ribera en la que sólo había que agacharse para recoger tan preciosos pedruscos.

 
 

 

Loco de alegría, hizo cargar las bodegas de sus navíos al máximo de lo que podían contener.

 
 

 

Pero cuando se quiso extraer oro de ese mineral, ¡se comprobó que el experto se había equivocado! El desdichado navegante quedó arruinado a causa de haber conseguido una carga de piedras sin valor.

 
 

 

Con mayor motivo se corre a la ruina cuando se confía en cualquier experto religioso para valorar las realidades eternas.

 
 

 

Sólo podemos confiar en la Palabra de Dios para que nos revele el verdadero valor de lo que buscamos. De hecho, ¿qué busca usted?.

 
 
 

Que triste es el trabajar en vano, por fiarse de un pretendido experto, que no sabe.

 
                                                                              
   

"Manteniendo firme la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado".

 
(Filipenses 2: 16)
 
 

En la palabra de Dios, que es verdad, tenemos la completa certeza de su cumplimiento.

 
                                                                              
 

"edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo". (Efesios 2: 20)

 

 

 
   

"Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.". (1 Corintios 3: 11)

 

Envía estos Mensajes a tus

contactos para evangelizar.

 

"PALENCIA PARA CRISTO"

PALENCIA - ESPAÑA

 

 

 

       
 

"CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO, Y SERÁS SALVO" (La Biblia).  PALENCIA PARA CRISTO - Palencia - España - E-mail: palenciaparacristo@yahoo.es