.
   

Mensajes

 

PALENCIA

 PARA CRISTO

 
. . . .
. . . .
       
 

 

EL BUHONERO

 

Un vendedor ambulante del siglo pasado, apodado el viejo Willie, era bien acogido en todas partes, no sólo por los atrayentes objetos que llevaba en su tienda portátil, sino también por las noticias que anunciaba.

 
 

 

Lo saludaban invariablemente con esta pregunta: ¿Qué hay de nuevo, Willie?".

 
 

Pero el buhonero estaba intranquilo; no sólo llevaba su pesado bulto sobre la espalda; otra carga, más pesada aun, pesaba sobre su conciencia; sus pecados el se daba cuenta merecían ser juzgados. ¿Cómo escapar del juicio?.

 
 

Un día, al entrar en una casa, no vio a nadie, pero alguien parecía estar leyendo en una habitación vecina. Sorprendido, escuchó; "Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo" (Romanos 8: 1).

 
 

 

Abrió la puerta y preguntó si las palabras que acababa de oír eran válidas para todos. contestó el lector, para todos los que creen en el Señor Jesús.

 
 

 

Entonces dijo el buhonero ¿quiere usted orar para que yo sea uno de ellos?

 
 

 

Se oró y se le expuso el Evangelio. Pronto lo recibió y "siguió gozoso su camino". (Hechos 8: 39).

 
 

Cuando se le hacía la acostumbrada pregunta: "¿Qué hay de nuevo, Willie?", el respondía: Una magnífica nueva: no hay condenación para los que están en Cristo Jesús.

 
 

 

La gente, sorprendida, le preguntaba entonces qué quería decir y el explicaba el camino de la salvación.

 
 
 

Qué peso se quitó de encima el buhonero, al saber que Jesucristo en la cruz del Calvario, perdonó los pecados de todos los que creen en El y le aceptan como Señor y Salvador.

 
 
   

"Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros" (Isaías 53: 5-6).

 
 
   

"y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día, y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén" (Lucas 24: 46-47).

 
 
 

Y el vendedor, continuó su camino anunciando a los demás la buena noticia que había recibido, para que otras personas también pudieran quitarse de encima el peso de sus pecados.

 
 
   

"Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros" (2 Timoteo 2: 2).

 

Envía estos Mensajes a tus

contactos para evangelizar.

 

"PALENCIA PARA CRISTO"

PALENCIA - ESPAÑA

 

 

 

       
 

"CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO, Y SERÁS SALVO" (La Biblia).  PALENCIA PARA CRISTO - Palencia - España - E-mail: palenciaparacristo@yahoo.es