.
   

Mensajes

 

PALENCIA

 PARA CRISTO

 
. . . .
. . . .
       
 

 

EL TÚNEL

 

 

Un vendedor de Bíblias me contó sobre la conversación que había mantenido con un anciano, al que presentó el plan de salvación. 

 
 
   

–Pero... ¿usted cree que un ser humano puede ser liberado de los pecados de toda una vida y ser salvo en pocos minutos?

 
  –le dijo el anciano al creyente.  
         
   

–Si, lo creo absolutamente, –repuso el creyente.

 
 

¿Ve esa montaña allí enfrente? ¿Cree usted que puedo llegar al otro lado en pocos minutos?

 
         
   

Ciertamente –comentó el anciano–,

 
 

pues hace años que un túnel fue construido a través de esa montaña y yo mismo he ido al otro lado en pocos minutos. Pero, ¿por qué esta pregunta?

 
 

 

Vea usted, así como fue posible construir una ruta que permite a todo el mundo llegar rápidamente al otro lado de la montaña, lo mismo ocurre con la redención del ser humano.

 
         
 

En su gracia, Dios preparó un rescate gratuito para el pecador arrepentido. Con este fin dejó que su Hijo unigénito soportara el juicio, muriendo en la cruz.

   
 

 

Si, Jesucristo se entregó por nuestras culpas para salvarnos. Él mismo testificó: “Consumado es”. Y el Espíritu Santo nos impulsa a anunciar en todas partes: “Venid, que ya todo está preparado”.

 
 

 

La salvación se obtiene en el mismo momento en que se acepta la obra de redención, ya que ésta es perfecta y definitiva. Al que con fe la recibe, le cabe agradecer por ella de todo corazón y toda la vida.

 
 

 

El hombre, quiere salvarse por sus obras, su justicia, y le cuesta aceptar que solo hay un medio; Jesucristo, quien pagó por nuestros pecados.

 
 
 

La Biblia nos habla de cómo al que cree, su fe le es contada por justicia, Somos declarados justos por Dios, por nuestra fe en Jesucristo.

 
                                                                              
   

"Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia" (Romanos 4: 4-5).

 
 
 

También nos habla de la "bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras".

 
                                                                              
   

"Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, y cuyos pecados son cubiertos. Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado" (Romanos 4: 7-8).

 
 
 

Cuando le preguntaron a Jesús: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?, no les mandó hacer otra cosa, sino creer.

 
     
   

"Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado" (Juan 6: 28-29).

 
     
 

Pero el que cree, si obrará, hará las obras de Dios, no para salvarse, sino porque es salvo, tocado por Dios, nacido de Dios, hecho una nueva criatura.

 
     
 

"Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas" (Efesios 2: 10)

 
 
 

Y tu ¿cómo piensas alcanzar la salvación?, ¿porque no eres tan malo?, ¿por tus buenas obras?, ¿por pertenecer a una religión? ...  o por creer que Jesucristo te ha salvado.

 

"Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo".

Envía estos Mensajes a tus

contactos para evangelizar.

 

"PALENCIA PARA CRISTO"

PALENCIA - ESPAÑA

 

 

 

       
 

"CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO, Y SERÁS SALVO" (La Biblia).  PALENCIA PARA CRISTO - Palencia - España - E-mail: palenciaparacristo@yahoo.es