.
   

Mensajes

 

PALENCIA

 PARA CRISTO

 
. . . .
. . . .
       
 

 

HOJA DE ROBLE

 

 

Desde mi niñez he conocido el árbol de roble, que puebla los campos y montes de mi pueblo formando un hermoso bosque que ha sido el soporte de la vida en el entorno rural.

 
 

 

Era la leña de quemar, para cocinar todos los días y calentarse en los fríos inviernos, también se usaba en forma de columnas, vigas y tablas en la construcción de casas, y para otros usos en el trabajo del campo.

 
 

 

La hoja de roble es caduca, pero marcescente, en el otoño se seca y cambia de color, pero permanece en el árbol todo el invierno y los fríos y huracanados vientos no la desprenden de su tallo.

 
 

 

Pero al venir la primavera, en el día más soleado y tranquilo cuando no hay ni brisa, las hojas secas comienzan a caer; es el árbol quien las suelta.

 
 

 

No lo habían lograron vientos huracanados, solo un proceso interno al venir la primavera hace que el árbol suelte las hojas viejas y secas, y caigan.

 
 

 

Así ocurre también en las personas; hay vicios, formas, estilos, que no se pueden quitar desde fuera, no es con la fuerza de la presión, es el obrar interno, cuando el poder de Dios cambia por dentro.

 
 

 

No es la ley de la obligación, fuerza, imposición humana, es por el poder de Dios, la obra del Espíritu Santo haciendo el milagro de cambiar el corazón, dando vida; muestra de que sin Dios nada podemos hacer.

 
 

 

La ley fue dada por Moisés, pero Cristo vino para algo mas, no solo para decirnos qué tenemos que hacer, sino para darnos el poder de hacerlo.

 
 

 

El cristianismo no son decretos a cumplir, órdenes y leyes; es una nueva vida en Cristo, es nacer de nuevo, morir a la vida vieja y nacer a la vida nueva.

 
 

 

La religión solo consiste en leyes y mandatos a los que el hombre no pude responder. Por la ineficacia de la ley vino Cristo para transformar la vida de los que creen y darles el poder agradar a Dios y darle gloria.

 
 

 

Como la savia nueva suelta en el roble las hojas viejas que el viento no pudo arrancar y le prepara para echar hojas nuevas, así también la obra de Dios en nuestras vidas nos trasformará para dar gloria a Dios.

 
 
 

Dios es el que en nosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

 
                                                                              
 

"No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos" (Zacarías 4: 6b).

 

 

 
 

No depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.

 
                                                                              
   

"El caballo se alista para el día de la batalla; Mas Jehová es el que da la victoria" (Proverbios 21: 31) "El rey no se salva por la multitud del ejército, Ni escapa el valiente por la mucha fuerza" (Salmo 33: 16).

 
 
 

¿Cómo se puede hacer el bien, siendo malos? Pues de la abundancia del corazón habla la boca.

 
                                                                              
   

"y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él (Jesucristo) es justificado todo aquel que cree" (Hechos 13: 39).

 

Envía estos Mensajes a tus

contactos para evangelizar.

 

"PALENCIA PARA CRISTO"

PALENCIA - ESPAÑA

 

 

 

       
 

"CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO, Y SERÁS SALVO" (La Biblia).  PALENCIA PARA CRISTO - Palencia - España - E-mail: palenciaparacristo@yahoo.es