.
   

Tratados

 

PALENCIA

 PARA CRISTO

 
. . . .
. . . .
       
 
     
 

TODO FUE POR TI

 
     
   

 

Aunque los instigadores de su muerte fueran algunos religiosos movidos por envidia; aunque los ejecutores directos de su crucifixión fueran soldados del imperio romano, la verdadera razón por la que Jesús fue crucificado son nuestros pecados.

Jesús mismo dijo que había venido a buscar lo que se había perdido y a dar su vida en rescate por muchos, cumpliendo así lo que los profetas habían dicho. Siglos antes, el profeta Isaías dejó escrito: “Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Dios cargó en él el pecado de todos nosotros” (Isaías)1.

En Jesús, la justicia y la misericordia de Dios tienen la más sublime expresión. Dios te ama de tal manera que envió a su Hijo al mundo, para que no te pierdas sino que tengas vida eterna. Jesús murió por ti, por tus pecados, para librarte de una condenación cierta, y resucitó para darte su salvación. Ahora está esperando a que le invites a entrar en tu corazón. Estas son sus palabras: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye  mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”2.

¿Quieres recibir a Jesús en tu vida? Es muy fácil. Dirígete a él como a un amigo. Dile que le necesitas; que reconoces que su sacrificio en la cruz fue por ti y que le recibes como tu Salvador.

La Biblia dice que Jesús vino a los suyos, y los suyos no le recibieron. “Pero a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio la potestad de ser hechos hijos de Dios”3. Si con sinceridad le has pedido a Jesús que entre en tu corazón, a partir de este momento eres un hijo de Dios.

   
 

Podía haberse quedado en casa disfrutando de eterna gloria, pero escogió venir hasta nosotros identificándose con nuestra historia. Podía haberse evitado el sufrimiento y la cruz, pero vino precisamente para eso.

La traición, el desprecio, las burlas, los golpes, el cuerpo ensangrentado, la carne magullada, los clavos en pies y manos, el costado traspasado, el frío, el dolor, la sed, la soledad, la terrible soledad, la agonía en la cruz, la muerte, todo, absolutamente todo, fue por ti.

Aunque los instigadores de su muerte fueran algunos religiosos movidos por envidia; aunque los ejecutores directos de su crucifixión fueran soldados del imperio romano, la verdadera razón por la que Jesús fue crucificado son nuestros pecados.

    . . .    
     

Y estando en la agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra4

 

Yo soy el primero y el último, y el que vive. Estuve muerto, pero ahora vivo para siempre. Yo tengo las llaves del reino de la muerte5

   

 

Si quieres conocer a Jesús, lee la Biblia. Escríbenos y recibirás más información totalmente gratis y sin compromiso por tu parte. Visita la iglesia evangélica más cercana. Nuestras puertas están abiertas, ven y descubrirás una vida nueva.

     
                                                                        (Referencias bíblicas)  
 
   

1 Isaías 53: 5-6

2 Apocalipsis 3: 20

3 Juan 1: 12

4 Lucas 22: 44

5 Apocalipsis 1: 17-18

 

 
     
                                                                                                                                                       Testimonio Cristiano a Cada Hogar  
 
       
 

"CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO, Y SERÁS SALVO" (La Biblia).  PALENCIA PARA CRISTO - Palencia - España - E-mail: palenciaparacristo@yahoo.es