.
   

Tratados

 

PALENCIA

 PARA CRISTO

 
. . . .
. . . .
       
 
     
 

EL HOMBRE MALO Y PERDIDO

 
     
     
     
 

 
     
     
     
   

Un día fue Jesús de visita a la ciudad de Jericó. Allí había un hombre que se llamaba Zaqueo. Era rico y se dedicaba a cobrar impuestos.

Este hombre deseaba ver a Jesús, pero no podía verlo porque era muy pequeño de estatura, y además había otros hombres mas altos que él que le impedían verlo.

Temiendo que iba a perder la oportunidad de ver al Maestro corrió un poco hacia adelante y trepó por un árbol hasta que consiguió subirse en él, porque por allí tenía que pasar Jesús.

.

Zaqueo había oído que Jesús era un hombre maravilloso y extraordinario y que las vidas de algunas personas habían sido milagrosamente cambiadas por su poder. Y él quería que su mala e infeliz vida fuera cambiada también.

Cuando Jesús llegó cerca del árbol, miró arriba y vio al pequeño Zaqueo y dijo: "Zaqueo, date prisa, desciende. Hoy tengo que ir a tu casa". Al oír esto la gente comenzó a murmurar: "Ha ido a casa de un hombre malo.

 

 Una vez que llegaron a su casa, Zaqueo dijo al Señor: "Señor, daré a los pobres la mitad de todo lo que tengo, y si le ha quitado algo a alguien le devolveré cuatro veces mas". (Lucas 19: 8)

Al oír Jesús estas sinceras palabras le dijo: "Zaqueo, hoy ha venido la salvación a tu casa". Dirigiéndose a los demás les dijo: "Yo he venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido".

Zaqueo estaba viviendo una vida mala, pero Jesús la cambió en buena. Zaqueo estaba perdido, pero Jesús lo salvó: Y eso es lo que todos debemos desear. Que el Señor cambie nuestra vida y nos salve de todos nuestros pecados. Pero antes hay que reconocer lo que hemos hecho malo, como hizo Zaqueo; y después estar dispuestos a vivir de acuerdo con lo que el Señor nos dice en la Biblia: "Arrepentíos y convertíos para que sean borrados vuestros pecados (Hechos 3: 19)

Aquel hombre pequeño de estatura recibió a Jesús con alegría y después de haber oído su palabra fue salvo. Nosotros también podemos ser salvos si oímos las palabras del Señor y lo recibimos con mucha alegría en nuestro corazón.

   
     
                                                                                                                                                         GOSPEL PRINTING MISSION 0388  
 
       
 

"CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO, Y SERÁS SALVO" (La Biblia).  PALENCIA PARA CRISTO - Palencia - España - E-mail: palenciaparacristo@yahoo.es