.
   

Tratados

 

PALENCIA

 PARA CRISTO

 
. . . .
. . . .
       
 
     
 

¿QUÉ ES LIBERTAD?

 
     
   

¿La salida de la cárcel produce libertad?

Muchas veces me he sentado en mi celda y pensado sobre la libertad física; una vida sin rejas en las ventanas y puertas con cerraduras donde uno es libre para vivir su vida como mejor lo considera y no de acuerdo a lo establecido por las autoridades de su prisión.  Yo diría que todos los prisioneros anhelan estar libres y fuera de presión  - lejos de las paredes de la prisión que los mantienen en cautiverio.  Pero me pregunto si ¿la libertad de la prisión física realmente trae libertad a la vida (de nuestros prisioneros)?. Cuando usted sale por el portón de entrada por última vez, ¿estarás saliendo a la libertad o estarás cambiando un tipo de cautiverio por otro?. Usted podría estar dejando atrás la prisión física para siempre pero permanecer en una prisión tan real como la física que dejó.

El cautiverio del pecado.

¿De que estoy hablando?. Estoy hablando del cautiverio en que se encuentra el ser humano, el cautiverio del pecado.  En 2 Timoteo 2:24-26 el Apóstol Pablo nos dice que el desearía que Dios le diera arrepentimiento a todos aquellos que se oponen al evangelio de Cristo (Todos los no salvos)  "...a fin de que se despierten y que escapen de la trampa en que el diablo los tienen presos para hacer de ellos lo que quiera" (o que hacen su voluntad). Este es el cautiverio del que estoy hablando. Cada ser humano esta en una prisión de acuerdo con la Biblia. En lugar de barras y paredes físicas, esta prisión nos mantiene en cautiverio por medio del dominio que ejercen sobre nosotros nuestros deseos pecaminosos.  La Biblia nos dice que "...no hay quien sea justo no hay ni siquiera uno, ... no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno." ( Romanos 3:10-12). Cada uno de nosotros es mantenido en cautiverio por nuestros deseos pecaminosos y podemos escapar de ellos: “¿puede un negro cambiar de color?. ¿Puede un leopardo quitarse sus manchas?  Pues tampoco ustedes a acostumbrados al mal pueden hacer lo bueno.” (Jeremías 13:23). Por lo tanto cuando usted finalmente sale por ese portón no esta saliendo a la  libertad  real  sino  a  una  ilusión  de libertad.  Todavía  estas  cautivado por 

 

el pecado, por el temor al futuro, por el temor a la muerte y del juicio de Dios.  Pero esto no tiene que ser.

Libertad verdadera.

Cuando Jesús vino a esta tierra El vino para hacer libres a todos aquellos que se arrepintieran y creyeran en el Evangelio:  para liberarlos del cautiverio del pecado y todo lo que esto trae.  El dice que El ha venido "... a anunciar libertad a los presos...a poner libertad a los oprimidos." (Lucas 4:18). El también dijo que todos aquellos que lo sigan "... conocerán la verdad,  y la verdad  los hará libres... Así que, si Hijo los hace libres, ustedes serán verdaderamente libres." (Juan 8:32,36). La libertad que Cristo da es libertad verdadera y puede ser obtenida por todo aquel que se arrepiente de sus pecados (que Significa no solamente lamentarse por su pecado sino volverse del pecado para servir a Cristo) y tener fe en la obra salvadora de Cristo en la cruz. Haga esto y Cristo le dará libertad del cautiverio del pecado y de sus consecuencias, el infierno. Libertad que fue comprada por el sacrificio de Jesucristo en la cruz: "Pero Dios prueba que nos ama en que, cuando todavía éramos pecadores Cristo murió por nosotros. Y ahora, libres ya de culpa mediante la muerte de Cristo con mayor razón seremos librados del castigo final, por medio de El." (Romanos 5:8-9). 

Dos prisiones.

Aquellos de nosotros que nos encontramos en una prisión física estamos en dos prisiones; una física y otra espiritual pero las dos  son a causa del pecado. Pero la prisión física no nos impide escapar de la prisión espiritual. A Cristo no se le mantiene fuera por medio de barra o paredes. Jesús te perdonará y salvará en tu propia celda tan rápida y seguramente como perdonará y salvará a cualquiera en su propia casa. No importa lo que has hecho ni cuanto tiempo has cumplido en prisión. Dios dice esto: "Aunque sus pecados sean como el rojo mas vivo, Yo los dejaré blancos como la nieve; aunque sean como tela teñida de púrpura Yo los dejaré blancos como la lana." (Isaías 1:18). Usted puede encontrar el perdón y la libertad en su celda de prisión y entonces cuando seas liberado de la prisión serás libre en verdad. Al igual que yo podrás encontrar que la libertad se puede encontrar en una prisión física por medio de Jesucristo. 

Mi cuerpo puede estar en prisión pero Dios ha liberado mi espíritu.

El autor  mismo está cumpliendo una pena de prisión perpetua en H.M.P. Maghaberry, Irlanda del Norte.

   
                                                                                                                                                      
                                                                                                                                                                 GOSPEL PRINTING MISSION 0305  
 
       
 

"CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO, Y SERÁS SALVO" (La Biblia).  PALENCIA PARA CRISTO - Palencia - España - E-mail: palenciaparacristo@yahoo.es