.
   

Tratados

 

PALENCIA

 PARA CRISTO

 
. . . .
. . . .
       
 
     
 

¿TONTERÍA O PODER?

 
     
   

“Porque el mensaje de la cruz es una tontería para los que están en camino de perdición; mas para los que están en camino de salvación, para nosotros, es poder de Dios”. (1 Corintios 1: 18)

Dios es soberano. Hace lo mejor. Y ha querido hacer nuevos hombres. ¿Cómo? Con su mensaje de vida y poder: la cruz.

La cruz de la Biblia es un símbolo inflexible de condenación y muerte, nada menos. Representa el fin abrupto y violento de un ser humano ajusticiado por infringir la ley. La Cruz no pretendía mejorar o reformar a la víctima, sino terminar con ella sin concesión alguna. No modificaba nada, ni perdonaba nada. Al acabar su obra, el hombre dejaba de existir.

Así es la cruz de la Biblia. Se levanta ante cada ser humano a causa de la Santa Ley de Dios violentada por el hombre, para llevar a cabo la sentencia divina impuesta por esa misma ley. Las palabras divinas son claras: “No hay justo ni aun uno ... todo el mundo se sienta reo de culpa ante Dios ... todos pecaron y están privados de la gloria de Dios ... el salario del pecado es la muerte”. (Romanos 3: 10, 19, 23; 6: 23). Todos culpables. Todo bajo sentencia de muerte. Merecemos la cruz.

La estrategia de Dios no es la de poner parches a la vida. Es la de ofrecer a todo hombre o mujer una vida totalmente nueva y diferente, después de que cada uno reconozca y acepte la sentencia de muerte  sobre  la  vieja vida,  la normal,  la  de todos.  El que quiera tener  ya esta

 

nueva vida -que es la Vida Eterna- tiene que repudiarse a si mismo aceptando la devastadora estimación de Dios, y doblegarse sin argumentos o disculpas bajo su sentencia: la cruz.

Habiendo hecho esto, Dios invita a todo hombre a que acuda con fe sencilla y sincera al Salvador Jesucristo, y de el reciba nueva vida, perdón y poder (Juan 3). La cruz que puso fin a la vida de Jesús, pone también fin a la vieja vida del pecador que se asocia con El. Y el poder que levantó a Cristo de la muerte, le resucita también a una vida nueva juntamente con Cristo. Esto era tanto la experiencia como el mensaje de los apóstoles de Dios. “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo; es Cristo quien vive en mi. Y la vida que ahora vivo en el cuerpo, la vivo en la fe en el Hijo de Dios, que me amó  se entregó a si mismo por mi”. (Gálatas 2: 20).

No era un mensaje popular. Exigía arrepentimiento y fe en Cristo. (Hechos de los Apóstoles 20: 21). El escándalo y la ofensa que causaba era hondo y real. Era el hacha puesta a la raíz de las instituciones religiosas, filosóficas y culturales de los hombres de entonces; a su orgullo y estima personal. Y sigue siendo el único mensaje válido hoy por las mismas razones y con los mismos resultados. Hace bajar al devoto de su altar y al virtuoso de su pedestal, colocándolos en la calle junto a las rameras y los borrachos, para oír la inexorable sentencia de muerte y condenación sobre todos igualmente. Pero después ofrece la salvación a todos, sin distinciones, sobre la sola base de la soberana gracia y perdón de Dios, para que solamente Dios sea glorificado. (Efesios 2: 8, 9).

Cualquiera que acepta y predica este mensaje de la cruz, hoy, encontrará que la ofensa inherente en el mismo existe aun, por mucho que se estile la cruz en nuestra sociedad. Pero habrá descubierto la verdadera cruz; la que salva, el portal a la Vida. Será también su canción de confianza y la base de su eterna seguridad. Así se expresaba San Pablo: “Líbrame Dios de presumir de otra cosa que no sea la cruz de nuestro Señor Jesucristo ... lo único que vale es haber sido creados de nuevo”. (Gálatas 6: 14, 15).

   
                                                                                                                                          
                                                                                                                                                                 GOSPEL PRINTING MISSION 0305  
 
       
 

"CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO, Y SERÁS SALVO" (La Biblia).  PALENCIA PARA CRISTO - Palencia - España - E-mail: palenciaparacristo@yahoo.es